A pesar de las múltiples apariciones de grandes tiburones blancos en diversos spots del Norte de California (sin ningún ataque, afortunadamente), este esperado veraniego swell del sur no asustó a los surfistas de la zona.

Todos las rompientes más famosas del condado de Santa Cruz, como Steamer Lane, The Hook o Pleasure Point estuvieron funcionando constantemente, incluso algún que otro spot que raramente rompe. Olas de verano que parecían enteramente de invierno, y de todas las formas y tamaños.

¿Os meteríais al agua vosotros con estas olas, a pesar de la posible presencia de grandes blancos?